Remedios caseros para sanar los talones agrietados y tener pies hermosos

Hay veces que pasamos mucho tiempo dando cuidados especiales a nuestra cara, dejando a nuestros pies sin la debida atención. Si lo que te causa los talones agrietados es la falta de higiene, tenemos la solución a tu problema.

Tu cocina es donde hallarás los tesoros escondidos de productos increíbles con valor medicinal que podemos encontrar en los alimentos que consumimos a diario y nos pueden ayudar con el problema de los talones agrietados. te trae 10 remedios caseros extraídos directamente de tu cocina que te ayudarán a tener los talones perfectos que siempre te has merecido.

Qué hacer:

  1. Prepara la mezcla con una taza de Listerine, una taza de vinagre blanco y dos tazas de agua.
  2. Empapa tus pies en la mezcla por 15 minutos.
  3. Remueve tus pies y restriégalos usando una piedra pómez para removerá piel muerta.
  4. Enjuaga con agua limpia.
  5. Seca con cuidado dando palmadas e hidrata

Qué tan a menudo: Repite el tratamiento cada día hasta que tus talones sanen.

Por qué funciona: El Listerine contiene thimol y alcohol, los cuales ayudan para luchar contra el hongo de la uña del pie, cura talones agrietados, suaviza la piel y trata las verrugas plantares. El ácido suave que se encuentra en el vinagre suaviza la piel seca y muerta, haciéndola fácil de exfoliar.

Qué hacer:

  1. Haz un exfoliante mezclando 3 cucharadas de harina de arroz, una cucharada de miel, y 2 a 3 gotas de vinagre de manzana. Revuelve bien hasta formar una pasta gruesa.
  2. Empapa tus pies en agua tibia por alrededor de 10 minutos, y luego frota suavemente usando la pasta para remover la piel muerta.

Qué tan a menudo: Repite el proceso de 2 a 3 veces a la semana.

Por qué funciona: la harina de arroz exfolia, purifica y remineraliza la piel. La miel es un antiséptico natural que ayuda a sanar los pies agrietados. El vinagre es un ácido suave que suaviza y seca la piel muerta, haciéndola fácil de exfoliar.

Qué hacer:

  1. Hacer puré de 2 bananas maduras hasta lograr una pasta suave. Asegúrate de que los plátanos sean maduros. Los que no son maduros contienen un ácido que es agresivo y duro para tu piel.
  2. Frota suavemente la pasta por todos tus pies, incluyendo las camas de las uñas y los lados de los dedos de los pies, mantén está pasta en tus pies por 20 minutos.
  3. Después de 20 minutos, enjuaga tus pies con agua limpia.

Qué tan a menudo: Repite este tratamiento cada noche antes de ir a la cama por dos semanas o hasta que estés satisfecho con los resultados.

Cómo trabaja: el plátano es un hidratante natural de la piel, ya que este contiene vitaminas, A, B6 y C, las cuales ayudan a mantener la elasticidad de la piel y mantenerla hidratada.

Miel

Qué hacer:

  1. Agrega una taza de miel en una tina con agua caliente.
  2. Empapa tus pies previamente lavados, en la mezcla, y proporciona un masaje suave por 20 minutos.
  3. Exfolia suavemente tu piel usando una piedra pómez.
  4. Seca tus pies dando palmaditas, e hidrata aplicando una capa gruesa a tus pies.

Qué tan a menudo usar: Esto puede hacerse regularmente antes de ir a la cama.

Por qué funciona: La miel es un humectante natural, lo que significa que saca agua de los tejidos internos a las partes externas de la piel. Este cambio de fluido crea un efecto que rellena y ayuda a sanar la piel externa.

 

error: Content is protected !!