PASO A PASO PARA CULTIVAR UVAS EN MACETAS

Elegir una Maceta

Elige una maceta grande y muy resistente o un contenedor que sea capaz de sostener parras de uvas. Una maceta del tamaño de 15-20 galones será suficiente. Siempre puedes empezar con una maceta más pequeña y luego transplantarla una vez que la planta crezca.

Elegir Variedades

Existen muchas variedades de uvas que puedes comprar, pero tu mejor apuesta es ir a tu vivero local y preguntar cual variedad crecerá en tu región. Algunas variedades de uvas prefieren climas secos, cálidos, mientras otras les gusta un clima más frío, mojado.

Sembrar Uvas

Siembra las uvas en la primavera o en el verano para que no haya ninguna nieve. Si vives en una región tropical, siembra las uvas en el invierno.

Elige un lugar que sea cálido y soleado, donde tu planta recibirá al menos 6 horas de luz solar al día.

Cuando estés cultivando uvas en macetas, opta por un enrejado vertical (esto es necesario) hecho de madera o plástico. Entrena la parra en una estaca para que tus uvas puedan crecer y esparcirse.

Elige una tierra para sembrar ligera, rica en materia orgánica, y que drene bien.

Riega regularmente y profundo y mantén la tierra húmeda pero nunca la sobre-riegues.

Cuidado

Riega regularmente y profundo

Fertiliza con abono o estiércol añejo. En el primer año fertiliza con fertilizante para todo uso general en la primavera y en el verano. Para el siguiente año, fertiliza las plantas con un fertilizante que sea bajo en nitrógeno pero alto en potasio y fósforo.

Ahora que ya sabes como cultivar uvas en macetas, es tiempo de rodar tus mangas y empezar a plantar!

error: Content is protected !!