MIRA LO QUE LA CEBOLLA PUEDE HACER EN TU SALUD PIEL Y PELO

La fama de la cebolla como alimento depurativo es bien merecida, pero sus propiedades para la salud van mucho más allá.

  • Cardiosaludable. Debido a sus componentes azufrados previene la agregación plaquetaria y la formación de trombos, así como el colesterol y los triglicéridos altos.
  • Diurética. Por su riqueza en potasio y escaso sodio, resulta diurética y ayuda en casos de edemas, hipertensión y piernas pesadas.
  • Prebiótica. Es rica en fructo-oligosacáridos, prebióticos que estimulan el crecimiento de bifidobacterias en el intes­tino e inhiben el desarrollo de bacterias patógenas. Este equilibrio en la flora intestinal reduce el riesgo de cáncer de colon.
  • Digestiva. Previene la fermentación intestinal, la presencia de parásitos y hongos, y el estreñimiento. Alivia las digestiones pesadas y la flatulencia con hipoclorhidria, pero hay que ser cauto si se suele sufrir acidez.
  • Antioxidante. Contiene quercitina, un flavonoide de propiedades antiinflamatorias, antialérgicas y protectoras frente al cáncer.
  • Antidiabética. Gracias a su riqueza en cromo, que forma parte del llamado FTG (factor de tolerancia a la glucosa), y también a la glucoquinina, que estimula el páncreas, ayuda a reducir el nivel de azúcar en la sangre en las personas diabéticas.
  • Anticancerígena. Numerosos estudios demuestran que la ingesta habitual de cebolla previene el cáncer: quienes la comen regularmente presentan, por poner un ejemplo, un riesgo un 40% menor de desarrollar cáncer de estómago.
  • Antiséptica. Las propiedades antisépticas y mucolíticas de los componentes azufrados, junto con la acción antiinflamatoria de la quercitina, la hacen eficaz frente a problemas respiratorios como resfriados, bronquitis y asma. Es un conocido remedio popular frente a la tos dejar una cebolla cortada por la mitad en la mesilla de noche.

3 REMEDIOS CASEROS A BASE DE CEBOLLA

  • Para gripe o resfriado: se dejan macerar 4 cebollas durante 24 horas en un litro de agua tibia. Se toma una taza entre las comidas y antes de acostarse.
  • Para la diabetes: la preparación anterior, a razón de una taza al día por la mañana en ayunas, ayuda a reducir el nivel de glucemia.
  • Para piernas hinchadas: se ralla finamente 150 gramos de cebolla y se pone en una botella con su mismo peso en alcohol de 90º. Se deja macerar 10 días removiendo cada día. Luego se cuela exprimiendo bien. Se toman 3 o 4 cucharaditas de esta tintura al día, mejor con un poco de agua. Se puede hacer una cura durante un mes, dos o tres veces al año.
  • ¿Por qué la cebolla ayuda al cabello?

    El principal motivo por el que la cebolla y el pelo se llevan tan bien, son los componentes de este alimento, especialmente el azufre y la quercetina:

    • La cebolla contiene elevadas dosis de quercetina, un flavonoide que mejora la circulación sanguínea. Ésta es esencial para que los folículos capilares hagan crecer el cabello, por lo que ayuda a tener un pelo denso, fuerte y sano.
    • Por su parte, el azufre que la cebolla contiene debido a que lo absorvió del suelo, mejora la producción de tejidos de colágeno, esenciales para este crecimiento.
    • La cebolla también tiene propiedades antibacterianas. Por lo tanto, puede eliminar hongos y bacterias del cuero cabelludo para sanarlo y fomentar un desarrollo normal del cabello.
    • Por último, dado que el jugo de cebolla fortalece el cabello, éste no se rompe ni se vuelve quebradizo.

    En definitiva, incluir jugo de cebolla en los hábitos de salud puede fomentar el fortalecimiento del cabello, siempre que se complemente con otros hábitos saludables.

    Productos capilares que contienen cebolla

  • Dadas las propiedades mencionadas, la cebolla es utilizada en diversos productos para el cabello. Estos pueden comprarse o, por el contrario, elaborarse en casa. Sea como fuere, existen cuatro productos principales con cebolla que se utilizan para el cabello:
    1. Jugo de cebolla para el pelo: el producto más famoso. Se dice que utilizar habitualmente jugo de cebolla fortalece el cabello y evita la caída del mismo, precisamente por las propiedades que hemos mencionado anteriormente. Este jugo se aplica sobre el cuero cabelludo, masajeándolo suavemente durante unos minutos para que penetre bien en los folículos y los nutra. Las recomendaciones indican que mantengamos el pelo humedecido con este jugo durante, al menos, treinta minutos antes de enjuagarlo.
    2. Aceite de cebolla para el pelo: el aceite de cebolla se utiliza de forma similar al jugo de cebolla. Simplemente se aplica sobre el cuero cabelludo, se masajea y se deja durante treinta minutos antes de su enjuague.
    3. Champú de cebolla: dependiendo del tipo de champú, además de fortalecer el cabello utilizando la cebolla como ingrediente, también puede volverlo suave y voluminoso según las propiedades de sus otros componentes. En este caso, es importante estudiar bien los ingredientes de cada champú para que no dañen el cuero cabelludo.
    4. Mascarilla de cebolla para el pelo: las mascarillas con cebolla pueden ser nutritivas y reparadoras si se aplican una o dos veces por semana. Las más comunes son las mascarillas de cebolla y miel, aunque también existen mascarillas de cebolla y limón. Mientras que la miel es un ingrediente muy hidratante, ideal para cabellos dañados y secos, el limón es un potente limpiador que refuerza las propiedades anticaspa y antigrasa de la cebolla.

error: Content is protected !!