LLANTÉN ES UNA PLANTA MEDICINAL QUE NO PUEDE FALTAR EN EL PATIO

Esta hierba medicinal ha sido estudiada en multitud de ocasiones y se ha podido establecer su acción:

  • Antitusiva
  • Antipirética
  • Antiinflamatoria
  • Diurética
  • Laxante
  • Hemostática o antihemorrágica
  • Protege los riñones (protector renal)
  • Antiproliferativa
  • Mejora la curación de las heridas
  • Antiulcerativa
  • Antidiabética
  • Antibacteriana
  • Antidiarréica
  • Antiviral
  • Reduce la inflamación y el dolor de garganta
  • Antifúngica, sobre todo para inhibir el crecimiento de Candida albicans
  • Mejora las úlceras de pie diabético.

Una de los usos que le podríamos dar a esta planta es hacer infusión de hojas secas, las machacamos y de dosis una cucharadita por taza de agua. Se hacen gárgaras para curar el dolor de garganta, llagas o boca irritada.

Si tenemos una herida o una hemorragia, podemos cocinar una hoja verde y aplicarla a la herida ya que tiene propiedades astringentes (ayudan a cerrarla) y antisépticas.

Si nos sale alguna llaga en la mano al estar trabajando con alguna herramienta durante bastante tiempo podemos hacer una infusión unas cuantas hojas de eucalipto, 2 o 3 de llantén, 1 taza de creolina y otra de malta.  Se hierve durante 3 minutos y el líquido resultante se aplica en la llaga.

El sol también puede causarnos quemaduras y un buen método si no tenemos aloe vera a mano es aplicar una cataplasma de hojas de llantén sobre las zonas afectadas. Simplemente cogemos las hojas y las machacamos en un almirez.

Para las picaduras de mosquitos, pulgas, avispas, abejas, chinches y hasta la de ortiga, hacemos jugo de las hojas verdes, machacándolas bien y colando el líquido final y aplicamos el resultado a la zona afectada. Disminuye la hinchazón, el escozor y favorece la cicatrización.

error: Content is protected !!