En este artículo veremos todo lo que debes saber sobre el Aceite de Ricino

El aceite de ricino ha sido usado durante miles de años por culturas como la egipcia, la persa y la hindú para tratar diversas dolencias y para el cuidado de la piel y el cabello.

¿Qué es el Aceite de Ricino?

Es un aceite vegetal multiuso que proviene de las semillas de la planta de ricino, cuyo nombre científico es Ricinus communis L., perteneciente a la familia Euphorbiaceae y originario de las zonas tropicales de África e India.

En la actualidad los granos de ricino son producidos en muchos países a gran escala siendo China, Brasil y la India los principales productores a nivel mundial.

Normalmente debe ser plantado en zonas cálidas debido que no soporta las heladas.

El aceite de ricino puro de mayor calidad se extrae por presión en frío.

Es un aceite graso no volátil, viscoso, espeso y con un ligero color transparente amarillento. Posee un olor y sabor característico, no muy agradable.

Tiene muchos usos tanto industriales como farmacéuticos y medicinales, por lo que es utilizado en diversos productos cosméticos y en medicamentos.

Composición del Aceite de Ricino

La mayoría de los beneficios del aceite de ricino se deben a su composición química siendo clasificado como un tipo de ácido graso triglicérido. Aproximadamente el 90% de su contenido de ácido graso es un compuesto específico llamado ácido ricinoleico, un ácido graso (omega 9) monoinsaturado que se considera el principal componente curativo de este aceite.

Este ácido no suele encontrarse en muchos otros aceites. Se puede hallar en el aceite de semilla de algodón o el aceite de soja, pero en concentraciones mucho menores y no de una forma tan densa y concentrada.

Aparte de este ácido graso principal el aceite de ricino o aceite de castor contiene ciertas sales, ácido esteárico, ácido linoleico, flavonoides, compuestos fenólicos, aminoácidos, terpenoides y fitoesteroles. Además es rico en vitaminas A, E y F, minerales y proteínas.

Composición promedio de ácidos grasos

  • Ricinoleico: 85% a 95%
  • Oleico: 2% a 6%
  • Linoleico: 1% a 5%
  • Alfa-linolénico: 0,5% a 2%
  • Esteárico: 0,5% a 1%
  • Palmítico: 0,5% a 1%
  • Otros ácidos grasos: 0,2% a 0,5%

¿El Aceite de Ricino es Tóxico?

Si bien el aceite de ricino no es tóxico y su uso es seguro, la planta de ricino contiene un veneno mortal llamado “ricina”. Ésta es una proteína tóxica que se halla en mínimas concentraciones en las semillas crudas.

De modo que, por ejemplo, si un niño consume tres semillas podría correr riesgo de morir mientras que para un adulto una dosis letal sería de 8 a 10 gramos.

Sin embargo, cuando se realiza el proceso de extracción con el calentamiento de la semilla dicha proteína se desnaturaliza e inactiva. Por ello, la FDA (Administración de Drogas y Alimentos de EEUU) lo califica como “seguro y efectivo principalmente para su uso como laxante, de manera que permite la venta libre de este aceite.

Igualmente si se consume aceite de ricino en grandes dosis se podrían producir graves problemas estomacales y digestivos.

Para Qué Sirve el Aceite de Ricino

Como ya mencioné anteriormente, el aceite de ricino tiene muchos usos tanto para la belleza como para la salud. Entre los más conocidos se encuentran los siguientes:

  • Excelente laxante natural.
  • Gran hidratante para la piel.
  • Cicatrizante efectivo para heridas, acelerando la curación y previniendo infecciones.
  • Antiinflamatorio muy eficaz.
  • Es un muy buen antidiabético.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Excelente antioxidante.
  • Trata, disminuye y previene el acné.
  • Combate las bacterias y los hongos.
  • Muy efectivo para tratar las migrañas.
  • Previene los callos.
  • Trata y previene llagas en la boca.
  • Previene y trata labios agrietados.
  • Trata y previene diversas afecciones de la piel.
  • Es hepatoprotector, ayudando a prevenir y tratar los daños en el hígado.
  • También es un gran estimulante linfático.
  • Además es usado para mejorar la salud y la apariencia de las cejas, la barba y el cabello.

¿Cómo Utilizar el Aceite de Ricino?

El aceite de castor o aceite de ricino puede ser utilizado básicamente de dos maneras: por vía oral o de modo tópico.

error: Content is protected !!