ELIMINA PIOJOS DE FORMA RÁPIDA Y MUY ECONÓMICA

Los piojos que se reproducen en la cabeza humana son un insecto diminuto que no superan los 3 milímetros y que se agarran al cuero cabelludo para succionar la sangre.

Esta infestación se conoce como pediculosis y puede afectar a cualquier persona, especialmente durante la infancia.

Su presencia resulta bastante incómoda ya que, además de multiplicarse rápido, también secretan una saliva que resulta irritante para la piel.

Por esta razón, cuando vemos que los niños se rascan demasiado la cabeza hay una gran probabilidad de que sea por la presencia de estos parásitos.

Su contagio suele darse por contacto directo entre las cabezas; además, estos ponen una gran cantidad de liendres que, en cuestión de 8 o 9 días, ya se habrán convertido en más piojos.

Es importante actuar de forma oportuna para que no tengan tiempo de invadir la cabeza.

Remedios caseros para los piojos

Según creencias populares, se pueden eliminar los piojos con los siguientes remedios caseros. Son fáciles de preparar, pero deben usarse con precaución, puesto que pueden irritar el cuero cabelludo y la piel del rostro.

Al momento de aplicarlos, hay que tener mucho cuidado para evitar que entre en los ojos. 

1. Vinagre blanco

Se cree que el vinagre blanco contiene ácidos naturales que repelen los piojos y facilita la eliminación de las molestas liendres en el pelo.

  • Calienta un poco de vinagre blanco a una temperatura soportable y aplícalo por todo el cuero cabelludo y el cabello.
  • En caso de reacción de quemazón, aclara la cabeza de inmediato.
  • Lo ideal es utilizar el vinagre puro, pero en pieles delicadas es conveniente diluirlo en un poco de agua.
  • Repite su uso todos los días hasta eliminar la totalidad de los piojos.

2. Aceite de coco

El aceite de coco tiene un aroma muy agradable que ayuda a neutralizar el olor que deja el vinagre a la vez que refuerza sus efectos.

Se cree que gracias a sus propiedades antibacterianas repele a los piojos y hace más sencilla la eliminación de esas liendres que se quedan pegadas del pelo.

  • Frota un poco de aceite de coco por todo el cuero cabelludo, déjalo actuar 15 minutos y procede a peinar con un peine de cerdas pequeñas.

3. Aceite del árbol de té

Las propiedades antifúngicas y antimicrobianas del aceite esencial del árbol de té también pueden aprovecharse contra estos molestos parásitos.

  • Distribuye 15 gotas de aceite de árbol de té por todo el cuero cabelludo y déjalo actuar, sin enjuagar.
  • Repite su uso todos los días para obtener mejores resultados.
error: Content is protected !!