El pulgón es una de las plagas más comunes de las plantas y se trata de unos pequeños insectos que se alimentan de la savia

Además, existen diversos tipos o especies, pudiendo diferenciar al pulgón negro, el verde, el rojo, el blanco y el amarillo.

Aunque en las tiendas especializadas en jardinería se pueden encontrar productos específicos para eliminarlo, existen otras soluciones naturales y casera que te ayudarán a librarte de esta plaga y darle a tus plantas la salud que merecen. En unCOMO te damos algunos remedios caseros contra el pulgón de las plantas que son muy efectivos.

Cómo eliminar pulgones con ajo: ideal para pulgón verde, negro y blanco

Hay una solución natural para eliminar el pulgón tan simple que no lo podrás creer: se trata de usar ajos. El ajo es uno de los mejores insecticidas naturales para las plantas y también tiene grandes propiedades antimicóticas o antifúngicas y antibacterianas. De este modo, usar ajo para las plantas te servirá para prevenir y combatir diversas plagas, como los pulgones, los hongos de diversos tipos e incluso las infecciones por bacterias.

Te recomendamos hacer una infusión de ajo contra el pulgón de las plantas, verás que es muy sencillo:

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 4 o 5 dientes de ajo

Preparación y aplicación

  1. Corta los dientes de ajo en trozos muy pequeños o aplástalos un poco.
  2. Pon el agua en una olla y añade el ajo.
  3. Tapa la olla con un trapo de algodón y permite que haya un reposo de 24 horas.
  4. Pasado este tiempo, destapa la olla y ponla al fuego, que sea un fuego bajo, y que hierva por 20 minutos.
  5. Después, retira la olla del fuego, permite que se enfríe y cuela la infusión para quedarte solo con el líquido.
  6. Agrega este líquido resultante a una botella grande con spray o en varias.
  7. Cuando ya no esté nada caliente, ya puedes usar la infusión de ajo para eliminar el pulgón de tus plantas. Solo tienes que pulverizar toda la parte afectada con más cantidad de líquido y en el resto de la planta pulverizar solo un poco, para así evitar que los insectos se pasen allí.
  8. Tienes que usarlo por unos 5 días, no conviene usarlo más días seguidos en ciertas plantas más sensibles. Conviene que lo uses cuando salga o se ponga el sol, si lo haces en plantas de exterior, debido a que la luz y la temperatura son más adecuadas para evitar dañar a la planta al mojarla con sol directo.
error: Content is protected !!