COMO LOGRAR QUE HÍGADO FUNCIONE A TODA CAPACIDAD

Para conseguir que tu hígado esté sano y funcione de manera óptima olvídate de beber alcohol en exceso, de los alimentos azucarados y con mucha grasa, de pasarte con los refrescos y el café o de tomar muchas medicinas. Dile sí al agua (bebe al menos de un litro y medio a dos al día), haz cenas tempranas y ligeras y comienza tu limpieza hepática con estas bebidas nocturnas.

Estas 5 bebidas ayudarán a tu hígado a depurarse en las primeras horas de la noche, momento en el que, según la medicina china tradicional, el hígado y la vesícula biliar se regeneran.

1. Agua tibia con limón

Es muy popular tomar agua con limón para empezar el día, seguro que lo has leído más de una vez en las redes sociales, en webs y revistas, pero lo que no sabías es que tomarla de noche también tiene beneficios detox.

Ayuda a la digestión, refuerza el sistema inmunológico gracias a la Vitamina C del limón y ayuda a depurar el organismo, contribuyendo a la pérdida de peso.

2. Diente de león

El diente de león es un valiosísimo aliado para depurar el hígado. Esta raíz previene las hemorragias del hígado y mejora el flujo de bilis.

Es una infusión diurética que ayuda a eliminar toxinas y evita la retención de líquidos. Puedes encontrarla fácilmente en el herbolario o en grandes superficies.

3. Boldo

No te vamos a engañar, ¡sabe a rayos! pero su efecto es tan espectacular que merece la pena probarlo. Tiene efecto sedante y digestivo por lo que tomarla de noche es una buena idea.

La infusión de boldo estimula la secreción de bilis, es antiinflamatoria, antioxidante y diurética. Combate infecciones urinarias, depura la sangre, favorece la eliminación de toxinas y colabora en el buen funcionamiento de hígado y riñones.

4. Té de menta

Que la menta facilita la digestión es vox populi pero sus propiedades depurativas no son tan conocidas, y es que la menta aumenta la capacidad del cuerpo para eliminar los deshechos del hígado y el colon. Ya puedes ir cambiando el descafeinado de por la noche por una infusión de menta si quieres tener un hígado más sano.

5. Infusión de avena

La bebida de avena se ha puesto muy de moda en los últimos años. Contiene fibra, vitaminas y minerales que mejoran la digestión y contribuyen a la limpieza hepática e intestinal.

La avena además promueve un buen descanso gracias a su efecto relajante que aumenta el nivel de bienestar y facilita el sueño.

Aunque la avena no contiene gluten puede ‘contaminarse’ durante su procesamiento y presentar trazas, por lo que, si eres celiaca, será mejor que optes por las bebidas anteriores.

Para hacer esta bebida necesitarás 3 cucharadas de copos de avena, una taza de agua y una cucharadita de canela en polvo.

Deja en remojo la avena durante 7-8 horas los copos de avena, escurre y trituramos junto con la taza de agua y la canela. Agrega miel si quieres endulzar la bebida.

error: Content is protected !!