SEMBRAR TOMATES EN MACETAS ES MUY FÁCIL

Spread the love

Muy fácil de cultivar, el tomate tiene muchas variedades, pero el favorito es sin duda el tomate cherry.

Se puede plantar en el patio, en mono o en macetas colgantes. En los primeros dos casos, necesita un soporte para soportar el peso de los rizos, puede ser una estaca de madera. Ya en vasos suspendidos, las ramas y rizos se cuelgan, dando un efecto extraordinario.

1. Elija florero y ubicación

Antes de comenzar a plantar, asegúrese de tener todo el material a mano. ¿Sabes dónde dejarás el florero? Idealmente, el tomate debe recibir al menos 4 horas de luz solar brillante, sin importar si está en un florero o en el piso. Elija una maceta de tamaño mediano con una capacidad de aproximadamente 60 litros y con agujeros en el fondo para drenar el agua del riego y mantener la tierra húmeda.

2. Compra las semillas y el compost

También compre las semillas en un vivero y elija un buen fertilizante, preferiblemente lombriz orgánica. Este tipo de fertilizante es más fácil de usar para aquellos que no tienen mucha experiencia, porque a diferencia de los no orgánicos, no quema la planta si se usa en mayor cantidad. También compre un poco de tierra y grava para poner en el fondo del florero y ayudar con el drenaje.

3. Prepara el suelo

Elija la maceta para plantar, las semillas, el fertilizante y dónde estará la maceta, prepare la maceta. Coloque un fondo de piedras que pueden ser desde piedra triturada hasta bolas de arcilla expandida. Luego agregue la mezcla de 40% de fertilizante orgánico, 50% de tierra fértil y mezcle lo suficientemente bien como para que quede muy suelta. La parte de las piedras no necesita moverse. Para hacerlo aún mejor, ponga un 10% de arena de trabajo estándar y mézclelo muy bien. Al tomate le gusta el suelo rico, esponjoso y húmedo.

4. planta

Haga pequeños hoyuelos en el suelo con las yemas de los dedos y ponga algunas semillas en cada hoyuelo. Los hoyuelos pueden ser muy poco profundos, ya que las semillas son muy pequeñas. En cada hoyuelo se pueden colocar unas 3 semillas. Espolvorea tierra sobre él, muy ligeramente.

5. agua

El suelo siempre debe estar húmedo o el tomate no crecerá y producirá adecuadamente. Después de plantar las semillas, riega la tierra sin remojarla. Riegue solo en la parte superior, sin tener que mezclarse con toda la tierra. Dentro de 5 a 14 días se producirá la germinación.

6. Apoye las plántulas

Cuando los brotes ya tienen varias hojas y ese delicioso olor, el tallo comenzará a espesarse y las flores comenzarán a aparecer. Es hora de defenderlo.

Coloque una estaca firme que exceda la altura del tomate y ate suavemente el tallo. Esto evitará que su tomate se vuelque, deteniendo la producción y enfermando.

Cómo plantar tomates cherry: cuidado

Todo listo, solo tienes que esperar unos 90 días para cosechar los primeros tomates pequeños. Para mantener las plagas lejos de sus tomates, use estos repelentes naturales en lugar de venenos industriales. Los pulgones y las hormigas aman las hojas del tomate.

Mientras las plántulas salen y aún son pequeñas, debes regar todas las mañanas. Una vez que la planta de tomate está más firme, 3 días a la semana son suficientes. Recuerde que el tomate es delicado, así que tenga cuidado con las hojas cuando riegue.

Idealmente, use una regadera y cuando la planta crezca, evite mojar las hojas. El mejor momento para regar es por la mañana, temprano o al final del día, cuando el sol está bajo.

Una vez al mes, fertilice el suelo con harina de huesos que es rica en fósforo y los tomates cherry adoran este fertilizante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares
error: Content is protected !!