APRENDE A CUIDAR LOS LIRIOS

Spread the love

Normalmente, los Lirios disfrutan mucho de la exposición al sol; sin embargo, algunas especies prefieren vivir en semisombra. Eso sí, todos los tipos de Lirios agradecen una condición de semisombra de vez en cuando, sobre todo tras la época de floración.

¿Cuánto debo regar mi lirio?

Lo primero que debes saber es que, el enemigo numero uno de los lirios son los encharcamientos. Por ello, el riego adecuado se conseguiría con una frecuencia de un riego semanal, o dos en época de floración, solo si ves que el sustrato de tu planta lo necesita.

¿Cuál es la temperatura adecuada para mis lirios?

Lo ideal y perfecto sería mantener al Lirio en una temperatura constante entorno a los 15º- 20º, pero como te decíamos antes: ¡son muy resistentes! Pueden soportar hasta -20º y sobrevivir sanamente, pero no es conveniente someterlo a estas condiciones.

¿Cómo abonar mi lirio?

En el momento en el que plantes o trasplantes tu Lirio, deberás añadir algo de abono orgánico como humus de lombriz a la turba. Después de esto y antes de la floración, cada mes puedes darle un empujoncito a tu planta abonándola con un fertilizante mineral.

¿Cuál es el sustrato ideal para el lirio?

Según qué especie tengas, quizás puedas necesitar un terreno algo más pantanoso para tu Lirio. Sin embargo, los Lirios generalmente suelen preferir vivir en un suelo bastante normal, arcilloso y con bastante calcio, como suele ser la tierra de un jardín.

¿Cómo y cuándo podar mis lirios?

Tenemos la poda tan normalizada, que siempre pensamos que todas nuestras plantas lo necesitan. En el caso del Lirio, no siempre es así.

Y es que, no podemos frenar el crecimiento de un Lirio al igual que lo hacemos con un arbusto o una planta ornamental, no podemos re dirigirlo. Si crees que tu lirios esta alcanzando un tamaño demasiado grande para tu espacio, sustitúyelo por una especie de menor crecimiento. 

Nosotros, de hecho, te recomendamos no podar tus lirios a no ser que sea un caso de emergencia. ¡No lo necesita!

Lo único que puedes hacer para ayudar al follaje de tu Lirio, es ir retirando todas las hojas y flores secas y marchitas cuando acaba la floración, ya que estas pueden ser la puerta de entrada de distintas bacterias y hongos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares
error: Content is protected !!