LA PERA ES UN REDUCTOR DE APETITO

Para utilizar esta fruta como reductor de apetito es importante comer la pera con cáscara y unos 20 minutos antes de la comida.

La receta es muy simple, pero debe ser hecha correctamente. Esto porque, para reducir el apetito, el azúcar de la fruta entra en la sangre y se gasta lentamente, por eso, a la hora del almuerzo o cena el hambre estará controlada y eso disminuye la voluntad de comer alimentos que no están en el menú de la dieta.

La pera es una buena opción, ya que es una fruta con un buen  índice glucémicopara el efecto deseado, que es reducir el apetito.

La pera debe ser de tamaño mediano, con aproximadamente 120 g, y debe ser ingerida entre 15 a 20 minutos antes de las comidas principales. El tiempo es importante porque, si es muy superior a los 20 minutos, el hambre puede ser aún mayor y, si es menor que los 15 minutos, puede que no haya tiempo para reflejar la reducción del apetito.

Comer queso con fruta 

La combinación de queso con fruta es una gran herramienta para disminuir el apetito porque las frutas tienen fibras y el queso proteínas y ambos ayudan a disminuir el apetito a cualquier hora del día. Además, el queso interactúa con el azúcar de las frutas y permite su absorción de forma más lenta que aumenta la saciedad.

Esta unión también ayuda a limpiar los dientes e impide el mal aliento, pues cuando se usa la manzana como fruta ella limpia la superficie del diente y el queso altera el pH en la boca de forma que las bacterias que causan el mal aliento no se desarrollen.

El queso con fruta es bueno para comer en los intervalos entre las principales comidas de la mañana o por la tarde y cuando se añade una fuente de carbohidrato, como la granola, por ejemplo, se queda un desayuno completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!