Cómo hacer una mascarilla de arcilla para el rostro

Spread the love

La arcilla es uno de los mejores ingredientes naturales para cuidar nuestra tez, especialmente si tienes piel grasa, y es que la misma es una aliada genial para limpiar profundamente el rostro, eliminar impurezas, prevenir la formación de granos y acabar con los puntos negros. ¿Acaso hacen falta más razones para hacer una mascarilla de arcilla para el rostro en casa?, pues te damos una más: es una alternativa ¡muy económica! Por eso en unComo.com te enseñamos cómo hacerla paso a paso.

Pasos a seguir:
1

Para hacer tu mascarilla de arcilla casera puedes elegir entre las distintas variedades de arcilla que se encuentran en el mercado, una de las mejores es la arcilla verde, aunque puedes elegir también entre la blanca y la roja. Debes escoger siempre arcilla cosmética que se encuentra normalmente en las tiendas de productos naturales o herboristerias, así como en algunas farmacias que se especialicen en productos naturales.

2

Para hacer tu mascarilla de arcilla deberás usar siempre un cuenco de plástico, pues en los de metal la misma perderá sus propiedades.

Mezcla una cuchara de arcilla con un poco de agua mineral, evitando siempre usar el agua del grifo. Remueve hasta que se forme una pasta uniforme, si te pasas de agua y la mascarilla queda muy líquida simplemente añade un poco más de arcilla.

3

Aunque la arcilla por si misma te ayudará a limpiar tu piel, si la mezcla con algún aceite esencial potenciarás sus efectos, por eso te recomendamos probar con unas pocas gotas de:

  • Aceite esencial de limón en el caso de que tengas la piel muy grasa, pues el mismo por sus efectos astringentes te ayudará a controlar la producción de grasa en la piel.
  • Aceite de almendras dulces para las pieles normales.
  • Aceite de árbol de té para las pieles mixtas y las grasas.
  • Aceite de rosa mosqueta ideal para luchar contra el envejecimiento y revitalizar la piel.
  • Aceite de argán para las pieles muy secas.
  • Puedes aplicar también una cucharada de miel si la tienes a mano.
  • 4

    Si no dispones de ningún aceite esencial te recomendamos potenciar tu mascarilla de arcilla casera con un poco de agua de pepino. Corta unas rodajas de pepino y déjalas reposar en un poco de agua entre 15 y 30 minutos, luego con esa agua realizarás la mezcla de tu mascarilla, los resultados serán increíbles, con una piel limpia y purificada.

    5

    Una vez lista la mascarilla deberás aplicarla en tu rostro ya sea usando un pincel o con la mano. Realiza siempre movimientos ascendentes al aplicarla, además procura que la mascarilla cuente con un grosor de al menos medio centímetro para que no se seque tan rápido. Mantenla alejada de tus ojos.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares
error: Content is protected !!